Esta especialidad se ocupa de las enfermedades de la pulpa o el nervio del diente. Es un procedimiento común realizado por un Endodoncista, es un tratamiento de conducto.

En Dental Restyling contamos con tecnología de última generación donde realizamos un tratamiento endodóntico lo menos traumático posible para el paciente, acortando además los tiempos de atención. Utilizando instrumentación mecanizada para la preparación de los conductos, una unidad laser para desinfección de los conductos, así como radiografías digitales disminuyendo las exposiciones a las radiaciones.

En el pasado, un diente con un nervio enfermo o infectado era extraído. Actualmente, en la mayoría de los casos esto ya no es así. En Dental Restyling creemos en la importancia de salvar los dientes y en hacer todos los esfuerzos posibles para ayudar a preservar sus dientes naturales el mayor tiempo posible.

Para que los dientes permanezcan vivos y sanos, cada diente es provisto por nervios y nutrientes a través de un espacio llamado conducto radicular. Si la caries se extiende profundamente dentro del diente invade la cámara pulpar de ese diente que contiene el nervio. Esto generalmente lleva a que el paciente sufra un dolor agudo. Para aliviar el dolor y eliminar toda la caries del diente, a veces es necesario extraer por completo el nervio del diente y reemplazar el espacio vaciado con un relleno de conducto.

Las razones más comunes para el tratamiento del conducto radicular son:

  • Caries profunda
  • Lesión endo- periodontal
  • Trauma: como un golpe físico en un diente o constantes fuerzas de mordedura anormales de un diente en la mandíbula opuesta o por ortodoncia
  • Irritación física: causada por una restauración de muchos años, muy grande colocada muy cerca de la cámara de pulpa con filtración
  • Enfermedad de las encías crónica aguda o avanzada

Si fuera necesario el tratamiento del conducto radicular el proceso podría requerir de una serie de citas. Es importante que cumpla estas citas para evitar retrasos en el tratamiento y la curación, debido a que puede afectar el resultado final. Asimismo es esencial que tome cualquier medicación que sea indicada por el profesional para acelerar la curación y/o prevenir el dolor o la hinchazón postoperatorios.
Una vez que se haya completado el tratamiento del conducto radicular debe considerar lo siguiente:

  • Un diente tratado endodónticamente es más susceptible a la fractura que un diente vital. Una vez finalizado el tratamiento, recomendamos que el diente tratado reciba su rehabilitación definitiva ya que no se considera terminado hasta que la pieza no se encuentre cumpliendo totalmente su función en la boca.