Piense en los implantes dentales como anclajes metálicos usualmente confeccionados en titanio, que se colocan quirúrgicamente en la mandíbula o maxilar para sostener los dientes permanentes o las dentaduras soportadas. A través de un proceso llamado osteointegración, la mandíbula se une al implante a lo largo del tiempo, proporcionando una estabilidad excepcional.

La cirugía de implantes dentales y las prótesis con implantes han demostrado ser exitosas para cientos de miles de personas a lo largo de los años, con efectos negativos poco frecuentes o nulos.

Si enfrenta la pérdida de uno o varios dientes, o si no está satisfecho con las dentaduras postizas u otras opciones disponibles, es posible que descubra que los implantes son adecuados para usted. La edad no suele ser un factor importante. Se han realizado implantes exitosos en jóvenes así como también en adultos mayores.

Los candidatos ideales tienen las siguientes características:
• buena salud general
• encías sanas
• suficiente cantidad ósea subyacente para apoyar los implantes
• conciencia y buena actitud para garantizar el cumplimiento de importantes hábitos de higiene oral

El tratamiento con implantes es realizado por un equipo especializado de un cirujano oral y un prostodoncista después de una historia médica y dental completa y un examen bucal minucioso que incluye radiografías y tomografías y a veces hasta guías quirúrgicas.
Durante la cirugía, cada implante se coloca dentro del hueso de la mandíbula y se mantiene durante algunas semanas, para permitir que el tejido óseo crezca a su alrededor y lo mantenga seguro en su lugar.

Inmediatamente después de la cirugía, es posible que se coloquen dentaduras temporales con dientes de aspecto natural, para ayudarlo a funcionar de la manera más normal posible. Se le darán instrucciones posquirúrgicas específicas para asegurar la mejor curación posible. Se pueden recetar analgésicos y ocasionalmente antibióticos para ayudar en el proceso de curación y aliviar cualquier molestia. También deberá limitar su dieta a alimentos blandos y seguir importantes instrucciones de higiene oral.

Después de esperar a que los implantes se anclen firmemente a la mandíbula (alrededor de 4 a 8 semanas), el prostodoncista procederá con la colocación de la prótesis permanente (coronas, puentes o dentaduras).

Los beneficios de los implantes dentales son numerosos:
• Proporcionan un sistema de soporte altamente estable para el reemplazo de dientes o dentaduras faltantes
• Los implantes dentales pueden restaurar la cantidad de presión de morder a casi el mismo nivel de dientes naturales sanos
• Los implantes dentales eliminan los problemas que pueden ocurrir con dentaduras postizas como deslizamientos, llagas en la boca y sonidos de clic, lo que garantiza la comodidad y permite a los pacientes disfrutar mejor de los alimentos
• Las personas que reciben implantes dentales sienten que pueden volver a masticar, hablar, reír y sonreír, y reportan una mayor autoconfianza

Los implantes dentales requieren un compromiso de tiempo y una rutina dedicada de higiene oral: cepillado, uso del hilo dental, visitas dentales regulares, para marcar la diferencia en su satisfacción general y la longevidad del implante en sí.