Nuestra primera y principal preocupación es la prevención de enfermedades orales, caries dentales y enfermedades de las encías.

Para tal fin, ofrecemos una gama completa de probados procedimientos que minimizan el riesgo de tener tales problemas. Estos simples procedimientos preventivos le darán tranquilidad con respecto a la longevidad y el bienestar de todos sus dientes.

Los controles orales regulares realizando profilaxis (limpiezas) disminuirán significativamente el riesgo de contraer enfermedades de las encías. A pesar de practicar un buen hábito de higiene oral puede haber áreas en la boca que resulten difíciles de alcanzar. Por ese motivo necesitará supervisión y limpiezas profesionales en forma regular. Recomendamos controlarse cada 6 a 12 meses dependiendo de su caso individual, sugiriendo para cada situación las mejores medidas preventivas.

En cuanto a la reducción del riesgo de caries dental, ofrecemos aplicaciones periódicas de gel de fluoruro. Se ha comprobado que el flúor provoca que los dientes resulten más resistentes a los ataques con ácido de las bacterias, la placa bacteriana o biofilm y los alimentos azucarados.

Las aplicaciones regulares cada 6 a 12 meses en todos los dientes reducirán significativamente la incidencia de caries, en simultáneo con un asesoramiento alimenticio para mejorar los hábitos que permitan reducir los momentos ácidos.